Translate

domingo, 8 de abril de 2018

PASION POR EL DEPORTE, EN UNA CULTURA Y UNA TIERRA POR DESCUBRIR.




Así podría resumir la visita de la expedición del Club Korfbal Badalona y miembros de la Rotllana a Al-hoceimas, Marruecos; Pasión por el deporte en una cultura y tierra por descubrir. La tendencia a homogeneizar nos priva la oportunidad de conocer y saber que cada país es un crisol de culturas, y  que de este pensamiento arquetípico  sucede con Marruecos y la cultura amazigh, como podría suceder en los ojos de un africano confundir la cultura española y catalana. Ciertamente muchas cosas en común, pero sutilmente también muchas riquezas que diferencian. Un entorno geográfico agraciado por sus montañas y privilegiado por su bahía, junto a las difícilmente accesibles playas vírgenes caracteriza su orografía. Pero lo más importante sus gentes, los rifeños y rifeñas con su amistad, hospitalidad, y pasión por el deporte.

No podría seguir las líneas de este artículo sin la premisa del origen de este encuentro, pues fue nuestro amigo Hassan Hammich http://salvaperiago.blogspot.com.es/2013/04/blog-post.html árabehttp://salvaperiago.blogspot.com.es/2012/05/ahalan-hassan- ahalan.html  castellano,http://salvaperiago.blogspot.com.es/2012/05/ahalan-hassan-ahalan.html- català  y su familia, quienes sabia y solidariamente tendieron el puente entre un lado y otro del Mediterráneo.  Un puente por donde hacer transitar relaciones humanas, cultura, deporte, respeto por la diferencia,  solidaridad y aprendizaje mutuo.
Nuestro viaje a la ciudad de Al-hoceimes centro neurálgico del Riff tuvo como objetivo principal el apoyo al desarrollo del korfbal, como deporte inclusivo para los jóvenes. Apoyar a la organización “Labor social por Alhoceimes”https://www.facebook.com/alhoceima.ADS/ en su trabajo de ofrecer a los jóvenes educación y participación  a través del deporte. Durante los días de estancia en Al-hoceimes estuvimos realizando talleres para la promoción del korfbal con los jóvenes rifeños en las escuelas de primaria y difusión en los institutos de secundaria, y también uniendo esfuerzos para la introducción del korfbal en Marruecos junto al equipo de la ciudad de Nador, y junto a la Federación Marroquí de korfbal. 


Pero tan o más importante que lo que aportamos fue lo que hicimos y nos llevamos de Alhoceimes. Conocimos el Riff, sus gentes, su cultura, tradiciones, gastronomía, su riqueza cultural. También su pasado histórico y en especial su relación colonial con España, la guerra del Riff. Y de todo esto nos sorprendió su respeto y simpatía hacia los españoles, que aún ocupamos tres pequeñas islas de su archipiélago. https://elalminardemelilla.com/2012/09/10/penones-e-islotes-espanoles/. De Al-hoceimes nos llevamos muchas cosas, entre ellas la buena organización de la asociación “Alhoceime pour le Developpement social, lo fantásticos que son los chicos de la asociación, y lo geniales y imprescindibles que son sus chicas y mujeres para el progreso social del país. Son muchas cosas a comentar como organizarse con menos, disfrutar de las relaciones comunitarias, abrir sus casas de punta a punta a los forasteros, etc, etc
No todo en Alhoceimes y el Riff es bueno o está bien. Es ineludible hacer reseña al conflicto entre la comunidad Rifeña y el estado Marroquí, bastante a la par que la del gobierno español y una buena parte de Catalunya, urgente que  la necesidad de que Europa y España miren de cara al conflicto de los inmigrantes que quieren cruzar la frontera desde Marruecos, y sin duda alguna ni tiempo de demora las necesidades de modernización y progreso de Marruecos para evitar el fundamentalismo fanático religioso.
Mucho por conocer, mucho que aprender, mucho que compartir mutuamente.